Creatividad pensamiento lateral mapas mentales

¿En qué consiste evaluar la creatividad potencial de un sujeto?

Evaluar el potencial creativo, la creatividad potencial o lo potencial de la creatividad de un sujeto equivale a tener una medida, una valoración sobre el estado de desarrollo (en ese sujeto) de sus cualidades, del dominio técnico alcanzado por él y su situación respecto a las condiciones que favorecen o no su creatividad, mas no sólo de alguno de estos aspectos o de cada uno por separado, sino en su conjunto.

¿Dimensiones de evaluación del potencial creativo?

Esta evaluación del potencial creativo se basa fundamentalmente en 3 dimensiones:

  • Las cualidades que el sujeto posee o no.
  • Las técnicas de creatividad que domina.
  • Las condiciones facilitadoras y las barreras.

En cada dimensión es necesario determinar el estado de partida para luego compararlo con los estados que se vayan alcanzando a medida que se va realizando el trabajo educativo en función del desarrollo de la creatividad.

Cada una de estas dimensiones constituye a su vez una variable compleja, integrada por un conjunto de elementos, los cuales no necesariamente tienen que ser los mismos para cada sujeto, ni en similar proporción, cuantía, combinación o nivel de desarrollo.

No es lo mismo evaluar la creatividad potencial en su conjunto que evaluar una sola de las dimensiones del potencial creativo o menos aún, algunos de los elementos como el dominio de determinada técnica o de un tipo de técnicas; identificar la presencia o la fuerza de algunas barreras; identificar la presencia o ausencia de condiciones facilitadoras de la creatividad; evaluar el desarrollo de determinadas cualidades favorecedoras de la creatividad, etc.

¿Qué instrumentos usar para evaluar el potencial creativo?

Es menester precisar si lo que se está evaluando es únicamente una dimensión del potencial creativo o las tres en su conjunto. También si se está evaluando sólo una parte de una dimensión. Por ejemplo, respecto a las condiciones, evaluar solamente las facilitadoras y no las bloqueadoras. O en cuanto a las técnicas, si se está evaluando el dominio de alguna técnica aislada, o técnicas del mismo tipo o el dominio de variedad de técnicas de diferente tipo.

Para evaluar algunos aspectos del potencial creativo se pueden emplear test, ejercicios, problemas, tareas. Es conveniente combinar los instrumentos de carácter general (tests, ejercicios, juegos) con los de carácter específico (tareas concretas). Estos últimos son imprescindibles por cuanto la creatividad es contextual, o sea, el sujeto no es creativo en cualquier área, sino en aquellas de las cuales posee por lo común un dominio relativamente alto (información, experiencia, habilidad, etc.) y una elevada motivación.

Por otra parte, el hecho de que los instrumentos de carácter general no basten, no significa que debamos menospreciar la utilidad de la información que ofrecen.

En el curso de Gerencia Creativa que ofrecimos durante varios años a más de una decena de grupos con un total superior al centenar de personas, usamos instrumentos de menor generalidad, y por tanto con mayor especificidad como el conjunto de tareas docentes siguiente, para trabajar en algunos problemas abiertos específicos utilizados para el entrenamiento y evaluación, en las cuales se les pedía a los participantes concentrarse en sus áreas de potencialidad creativa:

  • Usando las técnicas convenientes, hagan una lista de los problemas abiertos existentes en su grupo, institución o empresa, en cuya solución están más interesados.
  • Den a conocer a los demás los problemas de mayor interés.
  • Identifiquen quiénes están motivados por problemas similares.
  • Formen equipos heterogéneos en torno a un problema de mucho interés común.
  • Redefinan el problema utilizando varias de las técnicas apropiadas para ello, unas de modo individual y otras en grupo.
  • Empleando las técnicas requeridas, arriben a un consenso sobre la redefinición que más les estimula para la generación de ideas solucionadoras.
  • Generen ideas sobre posibles soluciones al problema redefinido, utilizando varias de las técnicas más ventajosas para ello, combinado las de tipo individual con las grupales.
  • Escojan del conjunto de ideas generadas, las que pudieran constituir las principales alternativas de solución creativa al problema.

A las anteriores se añadían algunas tareas opcionales para las actividades no presenciales y en el puesto de trabajo como estas:

  • Elaborar estrategias para la puesta en práctica de las posibles soluciones.
  • Mejoramiento estratégico institucional o empresarial en cuanto al problema seleccionado.

Para la evaluación y autoevaluación de las cualidades favorecedoras o no de la creatividad de los individuos se ideó una escala tipo diferencial semántico, cuyas instrucciones varían según se aplique para autovalorarse o ser valorado por otros, información que suele compararse posteriormente y utilizarse en función del planteamiento de estrategias de educación y desarrollo.

A continuación se presenta uno de estos instrumentos, la escala ECIFC (Para la Evaluación de las Cualidades Individuales Favorecedoras de la Creatividad). Sólo se diferencia de la AECIFC (para autoevaluación) en las instrucciones:

Piense en la persona cuyas cualidades individuales favorecedoras o no de la creatividad va a evaluar. Describa a esta persona en la escala que sigue, circulando el número apropiado. No existen respuestas correctas ni incorrectas. Trabaje rápidamente. No omita ningún renglón y escoja en cada línea horizontal, solamente un número.

Escala ECIFC

Instrumentos similares se han elaborado para la evaluación de las características favorecedoras de la creatividad en otros tipos de sujetos, por ejemplo, el grupo, la institución o empresa.

Para la identificación y valoración de las condiciones facilitadoras o no de la creatividad se han ideado varios instrumentos. Algunos aparecen en los anexos de la obra de referencia y en otras del autor, los cuales se pudieran ir publicando en Chocolatte de ser interés de los lectores.

Los elementos potenciales suelen ser evaluados por separado a través de medios como los presentados, sin embargo, cada uno de estos instrumentos por sí solo no da una evaluación completa del potencial creativo del sujeto. Era menester elaborar instrumentos más holísticos como el Cubo de JORGIO, el cual en una de sus variantes abarca las 3 dimensiones básicas para la evaluación de la creatividad potencial. En esta serie de artículos elaborados para Chocolatte, el autor tiene previsto incluir al menos uno dedicado a esta última técnica.

Autor: Jorge Ojeda, jorge.ojedamatias@gmail.com

(Adaptado y desarrollado a partir de Ojeda, J.: Creatividad. Enfoques, evaluación, estrategias. Editorial Inspiración, Santiago de Cuba, 2001.)

Etiquetas: , ,

1 Comentario/s:

Publicar un comentario en la entrada