Creatividad pensamiento lateral mapas mentales

Fallar atrae al éxito

Ayer estuve viendo un artículo de Businessweek donde mencionaban este tema y siento que se le puede sacar algunas muy buenas ideas. Aqui comento varias cosas que aparecen en este y agrego otras mas de mi cosecha.

Antes que nada: sin riesgo no hay innovación. Si tienes una buena idea y quieres ponerla en práctica debes saber controlar este riezgo. ¿Como? Primero asume y coloca en tu mente que existe una probabilidad grande de que tu idea pueda fallar, y es lo mas común del mundo. Un éxito sin fallos previos es un éxito temporal que atraerá mayor cantidad de fallos posteriores.

El que no apuesta no gana

La vida es como una apuesta que paga 2 a 1: si apuestas un centavo puedes recibir un centavo en el mejor de los casos. Ahora entonces, ¿vale la pena invertir tiempo y dinero en una idea?¡Claro que si! Así fué que se hicieron las grandes companías y las grandes invenciones, arriesgando. Pero el ser humano naturalmete huye del riesgo, le gusta la seguridad. Es por eso que a veces un emprendimiento importante surge de una situación crítica, sinó fijate en Jim Jannard, que con 300 dólares en el bolsillo y su mujer con ocho meses de embarazo decidió darle rienda suelta a una idea que tenía, comenzando un nuevo negocio. Hoy en día este es conocido como Oakley.

Controlando el riezgo

El problema cae entonces en controlar el riesgo innerente a cada proyecto. Siempre hay que prepararse para una situación adversa. Un buen plan de contingencia hace que el proyecto rinda frutos aunque falle. Evalúa como mitigar las pérdidas y como reutilizar lo que quede del proyecto ante una situación negativa. Y siempre documenta el fallo, no deseches nada: esto te servirá de librería personal de ideas (tu propia base de datos de conocimiento). Reevalúa lo sucedido, el proceso que siguió el proyecto. Coloca impresiones personales (inclusive las que son del tipo "me parece que...", "no estoy seguro pero puede ser que...", etc.), acciones tomadas, situaciones de entorno y todo lo que te parezca relevante. Y ante todo mantente motivado: recuerda, fallar es parte integrar del proceso creativo, y es lo que te sucederá mas seguido.

Si ya posees algunos fallos previos documentados invierte un poco de tiempo en echarles una leída antes de hacer el salto y evalúa cuales son los puntos comunes con la idea que tienes. Hay una frase que dice "no tropieces dos veces con la misma piedra". Hay muchos errores que se pueden evitar haciendo este ejercicio.

Reciclando un fallo

Muchas veces se busca un objetivo y sin querer se encuentra una solución para otro problema. Pero para esto hay que estar atentos, de otra forma perderás un éxito que pasa frente de tus ojos. Es como se inventó la penincilina y muchas otras cosas. Un ejemplo que me gusta es el de Israel David de DuPont. El estaba buscando una fibra con las características del nylon que pudiese ser teñida mas rapidamente que la que en ese momento manejaba su empresa. En un experimento, el resultado fue totalmente lo opuesto de lo que él quería hacer: la fibra que había hecho no podía ser teñida de ningún modo. En vez de desechar el trabajo lo vió con un criterio mas ámplio, y penso que esta cualidad era especial para este tipo de material. A partir de este descubrimiento DuPont desarrolló en 1985 una línea de alfombras resistentes a las manchas, las cuales fueron durante mucho tiempo un referente en su mercado.

Busca luego de haber fallado formas de transformar lo que queda. Intenta cambiar los límites de tu idea y el comportamiento de los objetos y entidades que esta involucra. Mira un poco alrededor: ¿alguien tiene una necesidad que puedas cubrir?. ¿Que puede tener un uso diferente?. ¿Trabaja bien lo que tienes en algún aspecto para ti o para tu empresa (aunque no para el cliente)?. ¿Trabaja bien lo que tienes para otra empresa, otra persona o un mercado diferente?. Aqui puedes aplicar alguna técnica creativa que rompa con tu patrón de pensamiento habitual, por ejemplo pensamiento lateral.

Luego intenta reciclar las "tripas" de tu proyecto: saca ideas, procesos documentados, estándares de trabajo, contactos realizados, bienes materiales, otros bienes intelectuales o cualquier otra cosa que pueda tener valor y guárdalos apropiadamente (o véndelos). Documenta como se dieron las cosas todo lo que puedas, no te olvides de esto, así tambíen obtendras mayor cantidad de experiencia del proyecto.

Lo último: recuerda que fallar no significa derrota, significa que todavía no alcanzaste tu objetivo (coméntale esto a tu jefe).

Agradezco tus comentarios, ¡por mail!

0 Comentario/s:

Publicar un comentario en la entrada